Izquierda Unida rechaza la privatización de la grúa municipal

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha anunciado que rechazará la propuesta que presenta al Pleno el equipo de gobierno para la “modificación de la forma de gestión del servicio de retirada, traslado, depósito y custodia de vehículos de la vía pública”. Asimismo ha hecho públicas las mociones que presentará mañana en el Pleno:  Arreglo integral urgente de la Ronda de Poniente; Apertura de la Escuela Municipal de Música y Danza para el curso 2017/2018 y, por último, la Petición de indulto para Andrés Bódalo, dirigente sindical y activista social y político.

Es sobradamente conocida la oposición frontal de esta organización a la privatización de cualquier servicio público del carácter que éste sea. Además, en este caso, IU entiende que la privatización del servicio tiene como único objetivo hacer de la retirada de vehículos un negocio para ser explotado con ánimo de lucro por parte de la iniciativa privada. De este modo, se abriría la veda para penalizar a los ciudadanos con nuevas cargas impositivas, aunque fuera de manera indirecta, contribuyendo a una voracidad recaudatoria por parte del Ayuntamiento inaceptable.

El argumento esgrimido por el equipo de gobierno de que la grúa es un servicio deficitario, no se sostiene. Al tratarse de un servicio público es evidente que dicho servicio no debe arrojar beneficios, lo que no quita para que sea gestionado con la mayor eficacia posible, algo que resultará difícil si su competencia sigue correspondiendo a LIMDECO, cuyos gestores llevan años dando sobradas muestras de su incompetencia e incapacidad.

Izquierda Unida defenderá que se busquen las fórmulas necesarias para que dicho servicio siga siendo gestionado públicamente, pero al margen de LIMDECO.

La Ronda de Poniente, un peligro público.

IU Motril viene denunciando desde hace años el deplorable estado de abandono de la circunvalación que conecta los accesos de Motril con importantes puntos de la ciudad, como el hospital comarcal. Una vía transitada a diario por miles de vecinos y visitantes, que ofrece una lamentable imagen de nuestra ciudad y evidencia la incapacidad y el desinterés de los responsables municipales por la seguridad de los conductores que transitan por esta vía que, dos años después de su llegada al gobierno, no han sido capaces ni siquiera de parchearla y justifican su inacción echando balones fuera.

A pesar de las reiteradas denuncias presentadas públicamente y de su eco y repercusión en diferentes medios de comunicación provinciales, la solicitud de arreglo de la circunvalación aún no ha sido atendida, por lo que IU vuelve a reclamarla con la presentación de esta Moción al Pleno.