Se quiere utilizar la llegada de inmigrantes para alentar el racismo y la xenofobia

La portavoz de Izquierda Unida ha reclamado más medios y recursos para la acogida y la atención a los cientos de personas inmigrantes que están llegando a Motril en las últimas semanas, porque no se puede cerrar los ojos ante la llegada masiva de personas que huyen de las guerras y del hambre.

Daniela Paqué ha defendido la necesidad de que la acogida y la atención a los inmigrantes se haga desde el respeto a la dignidad de las personas y a los derechos humanos, por lo que ha ratificado el rechazo de Izquierda Unida al modelo que suponen los CIEs y los Centros de Atención Temporal, como el que se pretende instalar en Motril. Ni en Motril ni en ningún sitio, ha afirmado.

La portavoz de IU ha valorado positivamente la respuesta institucional y ciudadana de Motril ante la llegada masiva de inmigrantes, reconociendo la labor social y humanitaria que están llevando a cabo cientos de voluntarios de diversas organizaciones no gubernamentales, la sensibilidad y disposición del Ayuntamiento de Motril y la tarea de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

 Según la representante de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Motril esta situación no puede resolverse de forma aislada sino que requiere de soluciones que se deriven de una política migratoria en el ámbito de la Unión Europea y de la implicación de todas las administraciones, por lo que ha reclamado los medios y los recursos necesarios para abordarla con las suficientes garantías sin hacer recaer todos los esfuerzos de forma exclusiva en el lugar de llegada.

 Daniela Paqué ha denunciado que la llegada de inmigrantes se esté utilizando para alentar el racismo y la xenofobia, un argumento que no se puede admitir, rechazando la insolidaridad de los países europeos y de la gentuza de la extrema derecha que asume sus discursos bordeando el fascismo: están colocando a los gitanos y a los inmigrantes en la misma diana que en los años 40 colocaron a los judíos, ha declarado.

 Izquierda Unida, que se ha sumado al manifiesto institucional que han suscrito organizaciones políticas y sociales de Motril, comparte que la mejor forma de luchar contra el racismo y la xenofobia es garantizar la libertad individual, la igualdad de oportunidades y la no discriminación por ninguna razón, reafirmando su compromiso, de situarse, siempre, al lado de las personas más desfavorecidas ante cualquier situación, ya sea el desalojo de su vivienda, la precariedad en sus condiciones de vida o trabajo o la necesidad de asilo o refugio.

 Daniela Paqué ha destacado el carácter solidario de los vecinos y vecinas de Motril y su voluntad de que su ciudad sea un lugar de acogida y de integración. Ha recordado que nuestra tierra ha sido y sigue siendo lugar de emigrantes que se han visto en la necesidad de salir fuera para buscar nuevas oportunidades, por lo que ha apelado a la defensa de los valores propios de los derechos humanos por encima de cualquier otra consideración económica, racial, religiosa, étnica o de carácter político en cualquier lugar de acogida.

Merece la pena dedicarle tres minutos a escuchar el mensaje del presidente Mujica:

“Cómo entender que esta Europa moderna y rica tenga enormes resistencias para integrar gente que escapa de la penuria y las guerras…?