La Policía Local y los Bomberos de Motril bajo mínimos

Izquierda Unida ha reclamado una mayor dotación de efectivos para ambos cuerpos y critica las políticas de personal que se están llevando a cabo que están suponiendo la creación de jefaturas antes que la cobertura de las plazas necesarias para la adecuada prestación de sus servicios. Alerta de la situación de inseguridad que supone las insuficientes plantillas del cuerpo prevención y extinción de incendios y de la Policía Local de Motril como consecuencia de una política de personal nefasta por parte de su responsable política, María Ángeles Escámez.

Inmaculada Omiste ha pedido a la alcaldesa, Flor Almón, que intervenga para corregir el desaguisado que está ocasionando la Sra. Escámez por su evidente falta de capacidad de diálogo con los empleados públicos y su nula voluntad de negociación y de acuerdo. Una incapacidad que está dando lugar a numerosos desencuentros y enfrentamientos que tienen importantes consecuencias negativas para la ciudad en términos de seguridad ciudadana.

La concejala de Izquierda Unida ha criticado que el gobierno del Partido Socialista haya dado por bueno el modelo de Policía Local diseñado por el Partido Popular durante su mandato, manteniendo a sus jefes y responsables en sus puestos.

Desde Izquierda Unida defendemos una policía de proximidad, una policía de barrio, cercana a los vecinos y vecinas. Una policía que ayude permanentemente a la convivencia y que no intervenga, únicamente, cuando pueda haber cualquier tipo de incidente. Queremos para Motril una policía al servicio de la ciudad y de sus ciudadanos y ciudadanas, ha afirmado la concejal de IU.

Inmaculada Omiste ha exigido que se abra un proceso de negociación honesto con los representantes de los trabajadores, de modo que se pueda avanzar en una propuesta que tenga como principal objetivo responder a las necesidades reales de seguridad de la ciudad y de sus ciudadanos, y no al interés clientelar de la Sra. Escámez.