Izquierda Unida denuncia la falta de participación de vecinos y comerciantes en las obras de la calle Ancha.

A pesar de los anuncios del concejal de Urbanismo, las obras están diseñadas, proyectadas y publicados en el BOP los detalles de la actuación, sin que vecinos vecinas ni comerciantes hayan recibido ninguna información por parte del Ayuntamiento acerca de sus detalles y de su alcance. La participación ciudadana brillará, una vez más, por su ausencia y las obras se llevarán a cabo tal y como han decidido técnicos y políticos, a espaldas de sus principales usuarios, los vecinos y los comerciantes.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha reiterado que las obras de mejora en la calle son absolutamente necesarias, por ello ha demandado desde hace años su realización, denunciando, en su momento, el parcheo que en plena campaña electoral llevó a cabo el gobierno del Partido Popular en el año 2015.

A juicio de Izquierda Unida, la envergadura de las obras y sus consecuencias en la vida diaria de los vecinos y comerciantes durante su desarrollo hacen necesario contar no sólo con su opinión, sino con su participación activa teniendo en cuenta sus propuestas y aportaciones. Algo que el concejal de Urbanismo, al parecer, no comparte a pesar de anunciar  lo contrario en sus declaraciones públicas.

Izquierda Unida ha exigido al Ayuntamiento que convoque una reunión con carácter urgente con los vecinos y los comerciantes de la calle Ancha para informarles del alcance de las obras y para abrir un proceso de participación real y efectivo. Mientras que no se conozca la opinión y las propuestas vecinales, entiende que no debe dar comienzo  la ejecución de ninguna de las actuaciones previstas.

Desde 2016 Izquierda Unida viene denunciando  ante Aguas y Servicios y el Ayuntamiento de Motril  los problemas de falta de presión de agua en el barrio y exigiendo una solución a este problema que afecta a muchas viviendas.