IU-Equo pide a la alcaldesa que acabe con el desprecio municipal hacia las trabajadoras de la Residencia de Mayores San Luis

Critica que el gobierno local siga sin cumplir sus compromisos con el personal de la Residencia, que está desarrollando su cometido en condiciones laborales de precariedad pese a los acuerdos alcanzados entre la representación sindical y el Ayuntamiento.

La Residencia sigue recurriendo a una empresa externa para cubrir las bajas y sustituciones que se producen en la plantilla, a pesar de estar aprobada una bolsa de empleo con más de sesenta aspirantes seleccionados, que han abonado sus tasas de exámen y han superado las diferentes pruebas del proceso selectivo pero que, de este modo, ven sus expectativas laborales frustradas.

Esta situación está afectando al desempeño de las profesionales, que se consideran maltratadas por la indiferencia del gobierno local que sigue sin llevar a cabo los compromisos adquiridos con la representación de la plantilla para adecuar sus condiciones laborales que, a juicio del concejal de IU-Equo, Jose Llorente, no se corresponden con la función esencial que desempeñan en el cuidado de las personas mayores.

Jose Llorente, concejal de IU-Equo

Llorente ha informado tras el consejo de la Residencia celebrado ayer que la plantilla sigue esperando a que desde el Ayuntamiento se proceda a la realización de una valoración de puestos de trabajo, que permita identificar sus cometidos concretos y establecer determinados complementos salariales, como es el caso del de nocturnidad que actualmente está retribuido con 30 euros, una cantidad claramente inadecuada.

Para el concejal de IU-Equo y representante en el consejo de San Luis, es inadmisible que la concejala de Servicios Sociales y presidenta del Consejo, Inmaculada Torres, se ponga de perfil, no se dé por enterada de las circunstancias en las que la plantilla está realizando su trabajo y descargue cualquier responsabilidad en el servicio de personal municipal que, según sostiene, “no da abasto”.

Según Llorente, manteniendo la precariedad de las condiciones laborales de la plantilla se pretende, de algún modo, el desmantelamiento de la Residencia como servicio público, su desprestigio y, finalmente, su privatización, una estrategia en la que el Partido Popular es un verdadero especialista.

Para IU-Equo estamos ante otro ejemplo evidente de gestión propagandística del gobierno de Luisa García Chamorro: muchas fotos en la puerta de la Residencia con pancartas de apoyo a la labor de las trabajadoras durante la pandemia, pero ninguna actuación real para reconocer efectivamente el cometido esencial que llevan a cabo, su compromiso y su profesionalidad.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: