El camino del Pelaíllo, siete días a oscuras