RECLAMAMOS LA RECUPERACIÓN DEL CAMINO PANATA

A pesar de existir un acuerdo plenario para su deslinde y recuperación patrimonial, la parte central del Camino sigue ocupada por una finca privada que lleva a cabo actividades de carácter comercial, con la consiguiente obtención de beneficios. Un caso más de saqueo por parte de intereses privados de bienes públicos de todos los motrileños y motrileñas.

Izquierda Unida de Motril ha denunciado ante el Defensor del Pueblo Andaluz el incumplimiento flagrante del acuerdo plenario para la recuperación de esa vía pública, además del trato de favor hacia una empresa privada y, fundamentalmente, el desprecio del Ayuntamiento hacia los motrileños, al hacer oídos sordos a las reclamaciones de su Grupo Municipal, que representa a miles de motrileños y motrileñas.

Está suficientemente acreditada en la documentación cartográfica y catastral la existencia del camino y de su trazado, así como su naturaleza pública. Sin embargo, desde hace algún tiempo, su parte central  se encuentra desaparecida, al estar irregularmente ocupada y cerrado su acceso público, por parte de la Finca El Portichuelo, que se dedica al desarrollo de diversas actividades mercantiles de carácter privado.

Desde 2013, fecha en que fue aprobada por unanimidad la moción presentada por Izquierda Unida, esta formación no ha dejado de exigir su cumplimiento, es decir, el deslinde y la recuperación patrimonial del Camino, además de haber presentado numerosas preguntas e iniciativas en ese sentido.  A pesar de ello no se ha obtenido ningún resultado. Al contrario, recientemente el Ayuntamiento de Motril firmaba una acuerdo de colaboración con la empresa propietaria de la finca El Portichuelo, que ocupa ilegalmente esa parte del camino, dando a entender su renuncia a reclamar este bien público y, lo que es más grave, su consentimiento implícito a que cualquier particular pueda apropiarse de bienes públicos con absoluta impunidad.

Daniela Paqué, portavoz del Grupo Municipal de IU, ha afirmado que el incumplimiento de este acuerdo plenario es sólo un caso más de los múltiples en que el Ayuntamiento está bordeando el cumplimiento de la legalidad. En este sentido ha anunciado la intención de su formación de acudir a las instancias que resulten necesarias para forzar al Ayuntamiento de Motril al cumplimiento escrupuloso de la legalidad, en todos los casos, pero con especial celo en aquellos que se refieran al patrimonio público de todos los motrileños y motrileñas.

La portavoz municipal de IU ha anunciado que procederán del mismo modo para que se cumpla el acuerdo plenario del año 2015, para la constitución de una comisión de investigación sobre el procedimiento de adjudicación del chiringuito Oleaje, que sigue sin ponerse en marcha.