Siete monitores del Área de Deportes llevan más de un mes a la espera de que se resuelvan sus expedientes disciplinarios.