Izquierda Unida propone una bajada real en los impuestos municipales