El gobierno local rechaza la contratación de personal para reforzar la atención telefónica municipal