FLOR ALMÓN Y ANTONIO ESCÁMEZ, MOTRILEÑOS VIAJEROS