LA MEDIA MARATÓN DE MOTRIL, UN FRACASO ANUNCIADO

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha denunciado la nefasta gestión que el Área de Deportes ha realizado de la organización de la 33 edición de la Media Maratón de Motril que ha tenido, entre otras consecuencias, que los corredores inscritos se hayan reducido a la mitad con respecto a la edición anterior.

Para Christian Linares, el maltrato al que se ha sometido a esta prueba histórica y que gozaba del cariño de toda la ciudad y de la comunidad deportiva andaluza, ha sido desproporcionado. En primer lugar, por el empecinamiento de los responsables del Área de Deportes de desvincularla del circuito de la Diputación de Granada, lo que aleja la prueba del interés de muchos atletas y corredores. En segundo lugar, por el  incremento en el precio de la inscripción que, en esta edición, ha alcanzado los 18 euros, frente al precio prácticamente simbólico de anteriores ediciones.  Por último, por la contratación, cuando menos poco transparente, de una empresa de marketing deportivo para la promoción de la prueba con un coste de 22 mil euros y unos resultados desastrosos en todos los sentidos.

nueva-pc3a1gina-web-de-la-xxxiii-edicic3b3n-de-la-media-marathon-ciudad-de-motrilEn poco más de un año de gestión, los responsables de Deportes han convertido una prueba que, hasta ahora, servía para poner a Motril en el mapa de los eventos deportivos en el ámbito andaluz y nacional y promocionar Motril y la Costa Tropical, en una carrera irrelevante que sirve poco más que para subir fotos al Facebook del concejal de turno, ha concluido Linares.

Por su parte, Inmaculada Omiste, concejal del Grupo Municipal, ha insistido en la mala gestión del Área de Deportes y en el negativo papel que, a juicio de Izquierda Unida, juega en la misma su Coordinador, Emilio García Castilla, responsable del mal clima laboral del Área –del que algunos trabajadores se han desligado por este motivo– y de numerosos conflictos con usuarios y ciudadanos de las instalaciones deportivas municipales.

Omiste ha señalado que esta es una de las áreas estrellas que gestiona el Partido Andalucista, uno de sus feudos, que gobierna con opacidad y populismo, al margen de la participación ciudadana, del control del gobierno municipal y de los grupos de la oposición. No es extraño que su gestión sea desastrosa, a la vista de la incapacidad de los andalucistas en las Áreas que están bajo su responsabilidad: Urbanismo y Medio Ambiente, Participación Ciudadana, Agricultura y Obras y, por último, Empleo, Formación, Policía y Régimen Interior. Áreas clave de la Corporación que, finalmente, no están al servicio del interés general de los ciudadanos y ciudadanas sino al de los intereses clientelares de esta pseudo organización política.

Izquierda Unida ha exigido a la Alcaldesa, Flor Almón, que intervenga  de una vez por todas, con valentía y determinación política, para poner fin a la incompetencia y a las actuaciones incontroladas del  gobierno municipal paralelo del Partido Andalucista de los hermanos Escámez.