IZQUIERDA UNIDA LLAMA A SECUNDAR EL PARO INTERNACIONAL FEMINISTA EL 8 DE MARZO

Las concejalas de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Motril se sumarán al paro internacional feminista que se llevará a cabo en 40 países de todo el mundo el miércoles, 8 de marzo. Con esta iniciativa de solidaridad feminista se pretende visibilizar la importancia de la igualdad en nuestra sociedad y unificar la lucha feminista a nivel mundial.

Los integrantes del Grupo Municipal de Izquierda Unida, hombres y mujeres, se sumarán al Paro internacional de mujeres, que se desarrollará entre las 12 y las 12,30 horas el miércoles, día 8 de marzo.

El 8M es el símbolo de la lucha por los derechos de la mujer en el sentido más amplio de lo posible, por lo que el Paro internacional feminista es un hito en la medida en la que en la historia reciente no se ha producido nunca una movilización de estas características.

La portavoz de Izquierda Unida, Daniela Paqué, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía motrileña para que se sumen al paro señalando que es sobre las mujeres, también en Motril, sobre quienes recaen las principales consecuencias de la situación económica y del capitalismo. En este sentido, ha recordado los casos de Mercomotril, de la empresa Claros y de la Residencia Santa Amelia, conflictos laborales todos ellos que afectan fundamentalmente a mujeres en nuestra ciudad.

La portavoz de IU ha denunciado que en Motril 3.338 mujeres están registradas en las oficinas del paro, suponiendo el 53% de las personas paradas en nuestra ciudad.

Las concejalas de IU, Daniela Paqué e Inmaculada Omiste, han manifestado que “desde la responsabilidad que ejercemos en las instituciones como representantes púbicas, tenemos la obligación de ser las primeras en seguir denunciando las desigualdades diarias y cotidianas a las que nos enfrentamos las mujeres, solo por ser mujer”.

Izquierda Unida de Motril hace un llamamiento a tomar las calles el próximo #8M en respuesta al aumento de la mercantilización de la mujer, a la feminización de la pobreza y al terrorismo machista que asola a nuestra sociedad.

Izquierda Unida es una organización feminista por convicción profunda. El sistema patriarcal en el que vivimos oprime a las mujeres y mata no sólo en España, sino en todo el mundo. Por eso una actitud feminista no sólo es la reivindicación del 8 de marzo, sino que debe ser una práctica cotidiana que vaya mucho más allá de los gestos y de los símbolos.

La defensa del feminismo la debemos hacer hombres y mujeres. Esta situación debe combatirse desde diversos ámbitos pero, fundamentalmente, desde el ámbito educativo. Por ello, queremos un sistema que eduque a los ciudadanos comprometidos con la igualdad, en lucha contra el machismo e, igualmente, con la educación y los servicios públicos.