Izquierda Unida critica la inacción del Gobierno de Flor Almón en 2017

El grupo municipal de Izquierda Unida de Motril ha criticado la falta de proyecto político del gobierno municipal de Flor Almón que, dos años y medio después de su llegada al Ayuntamiento, gobierna con el presupuesto aprobado por el Partido Popular en 2015, se desentiende de los problemas reales y de las necesidades de la ciudad y de sus vecinos y vecinas, y actúa con falta de transparencia y de participación ciudadana.

Daniela Paqué, portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, ha hecho balance del gobierno de Almón durante 2017 y ha rendido cuentas de la actividad de su Grupo político, a su juicio única oposición al equipo de gobierno del PSOE y del PA , ya que éste ha contado con el apoyo del Partido Popular en todas las decisiones trascendentes que se han llevado a Pleno durante su mandato. De este modo, el equipo de gobierno ha sacado adelante sin dificultades las ordenanzas fiscales, la rebaja de la tasa de basura a las grandes comercializadoras de frutas, la privatización de la grúa municipal, las modificaciones puntuales a la relación de puestos de trabajos de los empleados municipales o determinadas actuaciones urbanísticas.

Una alianza que se ha extendido a otros ámbitos, como el de la Mancomunidad de Municipios, donde ambas formaciones coinciden en sus posicionamientos hasta el punto de haber acordado sendas subidas de los recibos del agua en los últimos años, a pesar de la oposición de los restantes grupos políticos representados y del evidente malestar ciudadano.

La portavoz de IU ha recordado que su formación cuenta con tres concejales frente a los veintidós que suman PP, PSOE y PA, una composición del Pleno que condiciona su labor y que debilita su posición en la toma de decisiones.

Según Daniela Paqué, la principal consecuencia de la falta de un presupuesto durante estos últimos años es la inexistencia de un proyecto de ciudad que permita desarrollar políticas y actuaciones para que Motril sea una ciudad mejor para todos y para todas, y no una ciudad ensimismada que no avanza, que no crece y que no cuenta para la Junta de Andalucía ni para el Gobierno central. De este modo, según ha afirmado, PP y PSOE están marginando a Motril condenándola a un papel secundario con sus actuaciones improvisadas y sin proyección de futuro. Una inacción que afecta directamente a los más jóvenes y de manera especial a las mujeres que, más de dos años después de la llegada de Almón al Ayuntamiento, siguen engrosando las listas del paro sin expectativas de lograr un empleo con condiciones y salario dignos.

Paqué ha criticado que, a pesar de esta circunstancia, el gobierno municipal ha rechazado reiteradamente sus propuestas para convocar una mesa por el empleo en Motril, con la participación de los agentes económicos y sociales, para plantear medidas y actuaciones consensuadas para solventar esta situación.

Para Izquierda Unida resulta especialmente preocupante la deriva autoritaria de determinadas Áreas municipales, en concreto las que dependen del “vicealcalde”, Antonio Escámez y de la Teniente de Alcalde, su hermana María Ángeles, criticando determinadas actuaciones que han llevado a cabo, como ha sido el derribo de la Casa Yanguas, en una muestra de falta de sensibilidad y respeto por el patrimonio histórico y cultural de todos los motrileños, la frustrada peatonalización del centro histórico de la ciudad o los múltiples conflictos abiertos que mantiene la Sra. Escámez con diversos colectivos municipales, entre otros con los bomberos y los trabajadores municipales, recordando el lamentable episodio que tuvo lugar en febrero de este año con el enfrentamiento mantenido con el anterior Secretario municipal que motivó su salida del Ayuntamiento.

Daniela Paqué ha repasado las actuaciones que el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha llevado a cabo a lo largo del año, destacando la intensa actividad de las concejales y concejal de Izquierda Unida en la presentación de propuestas y mociones al pleno, siempre orientadas a la concreción de medidas concretas para la mejora de la ciudad y de sus barrios, así como para responder a las necesidades de sus vecinos y sus vecinas.

Frente a los incesantes anuncios del gobierno municipal relativos a los grandes proyectos que abordarán a lo largo de los próximos años, Izquierda Unida ha vuelto a reclamar una mayor transparencia de la gestión municipal y un compromiso por fomentar la participación ciudadana, articulando mecanismos adecuados que permitan tener en cuenta la opinión de los vecinos.

Daniel Paqué ha reafirmado el firme compromiso de su Grupo para continuar trabajando por la ciudad, de modo especial por los más desfavorecidos, con propuestas de actuación municipal que permitan compensar de alguna manera las políticas antisociales que se están llevando a cabo desde el gobierno central y, la falta de iniciativa política, o la incompetencia en ocasiones, de la Junta de Andalucía.