IU-Equo propone actuaciones y medidas para promover la adopción responsable de mascotas

Se suma a la iniciativa de Izquierda Unida en la Diputación de Granada para aumentar la protección, mejorar el bienestar animal y la mejora de la convivencia con las personas.

Promover la adopción y la compra responsables, educar en el cuidado y la empatía hacia los animales y cumplir con la normativa de su tenencia, debe ser un compromiso social y una responsabilidad de las instituciones.

Los principales problemas que se abordan municipalmente en materia animal es la propia protección de los animales y su relación saludable con las personas, tanto desde el punto de vista sanitario como desde el de la seguridad. Una situación que debido a la insuficiencia de recursos municipales que se destinan a ello es claramente deficiente.

IU-Equo considera que es necesario promover en Motril el censado de animales en los registros municipales, la esterilización y la implantación de chips en colaboración con las clínicas veterinarias para garantizar que todos los animales domésticos cuenten con este dispositivo, tal y como establece la ley.

La ordenanza municipal de tenencia y control animal fue elaborada y publicada en diciembre de 2005, por lo que no recoge los avances y el nuevo sentir de la mayoría ciudadana. Es necesario, por lo tanto, la actualización urgente de su contenido para adaptarse a las circunstancias actuales.

En este sentido, IU-Equo reclama al gobierno municipal que adopte medidas de promoción, información y difusión de la necesidad y las ventajas de adopción de animales y a fomentar la adopción responsable como estrategia cero de sacrificio animal. Ha señalado que la última campaña municipal de adopción de animales llevada a cabo se realizó en 2015.

Propone, en consecuencia, la creación de campañas informativas dirigidas a toda la ciudadanía sobre la responsabilidad que conlleva la tenencia de un animal y sus cuidados, haciendo hincapié en los centros escolares.

Desde IU-Equo se demanda la revisión y actualización del contrato del albergue de animales y la elaboración de un reglamento de funcionamiento que garantice las buenas prácticas en el trato y el adecuado funcionamiento de sus instalaciones.

Asimismo, pide al gobierno municipal la elaboración de un protocolo de actuación para la comunicación a los servicios municipales de animales perdidos, abandonados o muertos, de situaciones de maltrato o de otras incidencias, promoviendo la colaboración ciudadana.

Diversos estudios especializados estiman que en nuestro país 300.000 animales domésticos son abandonados, perdidos y adoptados cada año. Una situación que puede agravarse, ya que los abandonos están aumentando a consecuencia de la pandemia y las graves dificultades económicas de muchas familias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.